Blog editorial

Miércoles, 22 Julio 2020 18:24

La importancia del juego, parte 2

Written by
Rate this item
(1 Vote)

Como ya comentamos en la primera parte de este blog, el juego es un instinto natural que poseen todos los individuos desde el nacimiento, gracias tanto a la biología como a la psicología hemos podido estudiar y cuantificar los efectos del mismo en infinidad de especies completamente distintas, desde las arañas hasta reptiles gigantes como el dragón de comodo, y todos los especialistas concuerdan en que el juego es una función tan importante como el comer, dormir y hasta la construcción misma de sus hogares. 

Estadísticamente los animales que ejercitan el instinto del juego crecen para convertirse en ejemplares biológicamente más aptos que los animales que no tuvieron la misma oportunidad de convivencia, tanto con su misma especie como con otras. Los estudios indican que esto se refleja en todos los niveles, desde su habilidad para cazar hasta su capacidad de procrear. El juego es una forma de comunicación con nuestro entorno, y está en gran parte en el lenguaje corporal, ya que se trata de un impulso contagioso que proviene desde la misma región cerebral en todos nosotros.



El biólogo del comportamiento Gordon Burghardt identificó cinco criterios necesarios para que la conducta pueda ser reconocida como juego: sin causa aparente, se repite con frecuencia, es espontáneo, exagerado y lo más importante, solo pasa cuando se está relajado. A veces el juego se confunde con la curiosidad, los animales por instinto investigan cosas nuevas para ellos, lo que hacen luego con estas forma parte de la conducta de juego.

Jugar altera y modifica directamente a la corteza prefrontal, área encargada del razonamiento y toma de decisiones, todos los estudios comparativos muestran la significativa diferencia entre las estructuras cerebral y neuronales, siendo en los ejemplares que no se les permite jugar notoriamente subdesarrolladas y desorganizadas. Por esto, los expertos en neurociencia recalcan la importancia del juego físico, ya que no existe ningún reemplazo virtual para lograr los resultados indispensables para un correcto desarrollo. Una vez más la naturaleza nos muestra cómo se hace. 

Estudios recientes en el occidente exponen cifras preocupantes que evidencian los niños de hoy en día no participan en juego físico y al exterior ni la mitad del tiempo de lo que sus padres a la misma edad se podían permitir, y se nota bastante. Se puede observar en la creciente inhabilidad social, en el aumento de los problemas de ansiedad y depresión, entre otras enfermedades mentales desde la infancia, es muy lamentable que con las condiciones actuales la mayoría de niños no tengan acceso a al juego seguro y estimulante que merecen. El juego sin supervisión y el juego de riesgo es igualmente importante conforme los niños crecen, protegerlos de todo peligro posible los hará débiles y dependientes, incapacitándolos para aprender a ejercer su discernimiento, incluso si se lastiman un poco en el proceso. Es increíble la combinación de sensaciones que el niño experimenta cuando se le permite jugar libremente, esta serie de experiencias formarán parte de su identidad como adulto y lo harán alguien seguro de sí mismo.

Ciertamente puede parecer un gasto interminable ofrecer a tu hijo un juego estimulante en esta realidad tumultuosa, pero es hora de que comience a considerarse una inversión imprescindible.
Read 139 times Last modified on Jueves, 23 Julio 2020 04:35
Hilda Magaña

Hilda Magaña es licenciada en sistemas de computación administrativa, directora académica y creadora de educazion.net y prepaenlinea.mx

Acerca de educazion.net

Somos una institución educativa en línea con preescolar, primaria, secundaria y bachillerato con acreditación internacional para estudiantes de México y América Latina. 

© 2019 educazion.net

Buscar