Blog editorial

Martes, 14 Julio 2020 13:02

La importancia del juego

Written by
Rate this item
(1 Vote)

Muchas veces pareciera que la connotación popular de las palabras no hace justicia a la definición real de las mismas, y este caso en particular es perfecta prueba de cómo nos dejamos engañar fácilmente por los sentimientos con que juzgamos alrededor de nuestras interpretaciones situacionales, así que el significado se va alejando y toma una dirección completamente distinta. De esta manera nos fuimos acostumbrando a utilizar la palabra juego como atributo de algo superficial, insignificante y de poca importancia, pero la intención de este artículo es que al terminar de leerlo tu perspectiva sea totalmente opuesta a lo anterior.

 

En términos generales se puede decir que el juego es una unión dinámica que entreteje objetos y actividades en torno a un fin en común de manera recreativa, y expresando al tiempo alguna habilidad propia. Esto es un ejercicio mental determinante ya que permite explorar las sendas de nuestros patrones neuronales, valorar tales estructuras y desarrollarlas; al alojar en nuestra memoria semántica información emocionalmente significativa de forma concisa y práctica, es más difícil de olvidar a lo largo de los años. La conciencia de cómo se expresa el proceso del juego y su dominio para fines óptimos es una función especializada de la evolución perceptiva, que busca integrar la información adquirida en estructuras más complejas para ejercer funciones progresivamente específicas.

 

 

 

Las madres de niños pequeños entendiblemente tendrán más presente el valor de esto ya que buscar el juego es, un instinto nato de cada ser humano y su derecho por ley; durante las etapas tempranas de la vida es más evidente como todo gira en torno al mismo, cada juego que inventamos desde niños es un intento por experimentarse a uno mismo y al medio que nos rodea. Por tanto es de gran impacto la retroalimentación que recibimos mientras se aprenden las cosas más básicas, es normal que los niños hagan cosas mal o se equivoquen, pero un acercamiento positivo siempre será lo más indicado para fomentar la inteligencia emocional y tolerancia a la frustración. Eso no quiere decir que no le muestres sus errores, sino que más bien no te enfoques en ellos y escojas bien las palabras con que los calificas, ya que más tarde se convertirán en el diálogo interno de tu hijo.

 

Ha sido manifiesto, el juego es inherente al desarrollo del aprendizaje, ya que depende de múltiples funciones cognitivas superiores (entre las cuales destacan la atención, memoria, motivación y emoción) trabajando en conjunto para generar y configurar conexiones neuronales, dando así forma a lo que será el razonamiento. Pero lo más importante es que el jugar y el aprender sean transmitidos de la mano, como una práctica activa, de tal forma que poco a poco el estudiante va ganando tanto experiencia como conciencia de sus propios procesos mentales, a esto se le llama metacognición. Una vez que el niño va ganando conciencia de los factores que influyen en él podrá ser capaz de autorregularse y de este modo inhibir o modificar su conducta de acuerdo con lo que ha podido percibir.    

 

 

 

Podríamos listar cientos de beneficios que esta actividad aporta, pero por ahora es mejor concluir con que la importancia principal del juego recae en que sin él es imposible aprender de verdad, sin importar la edad que tengas el juego es una necesidad básica tanto física como emocional que te actualiza, relaja y es clave para explorar el intelecto y la creatividad.

 

 

 

A continuación, algunas de referencias teóricas sobre los beneficios del juego en el desarrollo:

 

El juego favorece el desarrollo cognitivo, emocional y social. Funciona como una herramienta que ayuda al niño a regular su conducta (Vygotsky, 1933).

 

El juego es un medio de exploración para desarrollar iniciativa e independencia en el niño

(Erikson, 1963, 1977).

 

A través del juego hay un crecimiento en el habla, el vocabulario, la comprensión del lenguaje, la atención, la imaginación, la concentración, el control de impulsos, la curiosidad, las estrategias para la solución de problemas, la cooperación, la empatía y la participación grupal 

(Shefatya  y Smilansky, 1990).

 

 

 

 

 

 

Read 182 times Last modified on Miércoles, 15 Julio 2020 23:13

Acerca de educazion.net

Somos una institución educativa en línea con preescolar, primaria, secundaria y bachillerato con acreditación internacional para estudiantes de México y América Latina. 

© 2019 educazion.net

Buscar