Blog editorial

Miércoles, 20 Mayo 2020 14:14

Aprendizaje autodidacta, la mejor herramienta que debes enseñar a tus hijos a utilizar Featured

Written by
Rate this item
(2 votes)


¿Alguna vez escuchaste el dicho: ¡no le des un pez, enséñalo a pescar! el autoaprendizaje es una habilidad que todos los seres humanos tenemos, desde que nacemos la desarrollamos, solo que si no la utilizamos, se atrofia. ¿Qué es el autoaprendizaje? la Real Academia Española lo define con muy pocas palabras: aprendizaje hecho por sí mismo.

Ser autodidactas es una capacidad que tenemos todos los seres humanos para obtener conocimiento, habilidades y saberes por cuenta propia, a diferencia del conocimiento, el desarrollo de una habilidad como nadar, andar en bicicleta, manejar un auto, subirse a una patineta, tocar la guitarra y cualquier otra habilidad que requiera cierto movimiento, entrenamiento o destreza motriz, requiere que la persona invierta suficiente tiempo y atención en desarrollarla, en algunas ocasiones se requiere cierta instrucción previa, pero cuando eres niño ¿quién hace caso a ciertas instrucciones si tienes frente a ti una bicicleta o patineta?



El proceso de autoaprendizaje inicia con un deseo… deseo aprender a… y allí comienza el proceso. Pero también puede iniciar partiendo de una necesidad… necesito aprender a…

Ante cualquiera de estas dos situaciones (deseo o necesito) nuestros procesos sociales actuales nos imponen ciertas condiciones como la de buscar una academia para aprender, buscar un tutor o maestro, y cosas así, pero ¿qué tan necesario es esto? en realidad esto es una necesidad creada por nuestro contexto social que busca imponer ciertos estándares sobre el cómo se deben hacer las cosas.

Imagínate por un momento que tengamos que llevar a un bebé a una escuela o academia para que aprenda a caminar, cuando de manera natural y en el tiempo específico de cada bebé, simplemente se va a parar y caminar.

Así de absurdo ahora es el mundo en que vivimos, por una parte se nos quiere imponer la estandarización de cierto conocimiento o habilidad a través de “la escuela” academias, centros de entrenamiento, etc. Cuando el ser humano está diseñado para aprender de manera autónoma e independiente casi cualquier cosa que se proponga.

El peor lugar para atrofiar la mente y la capacidad de aprender es sin duda alguna la escuela. Un lugar cerrado, con muros blancos, lleno de niños y jóvenes de la misma edad, sentados en una silla, todos en silencio, siendo atendidos por una supuesta persona “experta” en ciertos saberes… ¡qué grave error! ¡qué mejor lugar para conocer la naturaleza que en un bosque! ¿a caso no será mucho mejor estar allí que observando un libro lleno de letras y con una sola fotografía de un bosque? parece locura, pero es la realidad de hoy.

El mejor lugar para aprender algo es haciéndolo, ¿cómo puedes enseñar la reproducción de plantas y animales? teniendo un huerto y una pequeña granja donde nuestros hijos experimenten y observen, un espacio familiar donde ellos puedan analizar, convivir y conversar sobre lo que se está experimentando.

Hoy en día hay muchas personas asustadas con los resultados obtenidos en las escuelas, así que han tomado la decisión de sacarlos de las escuelas para encerrarlos en sus casas. Algunos hasta piden los libros de la SEP para llenarlos en su casa, otros compran otros libros, o plataformas educativas pensando que por el hecho de tenerlas, de manera automática sus hijos aprenderán.

Pero ya nos desviamos del tema, en este blog te quiero retar a comenzar a hacer cosas diferentes que desarrollen habilidades autodidactas en la vida de tus hijos. Algunas de ellas son incómodas, requieren más tiempo y atención de nuestra parte como padres pero valen la pena.

Como mencionamos anteriormente el proceso de autoaprendizaje inicia con un deseo o necesidad de aprender algo. Supongamos que tu hijo viene a ti con una pregunta: ¿oye mamá por qué la gran mayoría de las hojas de los árboles son verdes? es una buena pregunta, y estoy segura que no tienes la respuesta, al menos que tengas estudios de botánica, agroecología, etc. En primer lugar no quieras saberlo todo, reconoce que no lo sabes, así que puedes contesar: no sé la respuesta ¿qué te parece que lo investiguemos juntos?

A partir del deseo o necesidad debe haber una acción. Nunca dejes que tus hijos se queden con la duda, pero recuerda ¿de quién nació la idea? exacto, de tu hijo, así que ahora tu papel como padre es supervisar el proceso de investigación, no ser tú quién esté a cargo del proyecto o investigación, dale los medios y supervisa lo que investiga. ¿qué tan profunda debe ser su investigación? muy simple, del tamaño de su curiosidad e interés. Quizá esa pregunta haga de tu hijo un experto en botánica, en el uso del microscopio, etc. Este proceso se llama autoaprendizaje.

Se que algunos padres se están preguntando ¿no será un proceso de aprendizaje muy desordenado?  El mundo está lleno de personas que fueron a la universidad pero que no saben ni entienden nada de lo que aprendieron, que en realidad no son expertos en nada y saben mucho de todo, por tanto su proceso de aprendizaje fue muy frágil y obsoleto. Aquellos que asistieron a la escuela, en realidad lo que aprendieron en todo su proceso es algo llamado disciplina, aprendieron a seguir un horario, llegar a tiempo, estar uniformados, obedecer, quedarse callados, pedir permiso, habilidades que necesita cualquier empleado de oficina ¡pero yo no quiero que mis hijos sean empleados de oficina! entonces debes desarrollar habilidades de autoaprendizaje que les permitan convertirse en expertos en ciertos temas, que les enseñen a encontrar la información correcta, completa y útil, que aprendan a resolver el problema sin ayuda de nadie y al mismo tiempo ayuden a otros a resolverlos ¿sabes como se llaman estas personas? líderes.



¿Qué pasa si a mi hijo no le interesa saber nada? bueno, pues seguramente tiene necesidad de algo, necesidad de comer, tomar agua, moverse, etc. A lo largo de estos años he descubierto que los niños que no les interesa saber es porque tienen una mente pasiva, receptora. Demasiada televisión y pasividad no los deja ser creativos. Otros más están sobre estimulados, los padres los tienen saturados de actividades, de tal forma que ya no tienen tiempo para pensar, solo quieren descansar. Esto tampoco es nada bueno ni saludable.

Los niños desde temprana edad necesitan ser estimulados por todo lo que les rodea, ¿deseas que tus hijos tengan iniciativa? entonces llévalos a fuera, muéstrales la naturaleza, visita museos, zoológicos, utiliza un currículo de aprendizaje que te sirva como guía, que provoque en tus hijos el deseo de salir y experimentar, de investigar y profundizar en los temas, de hecho la plataforma de educazion.net fue diseñada con este propósito, que pudiera ser una guía que abriera el tema de conversación de ciertas áreas del conocimiento, pero la base del aprendizaje son los proyectos de investigación, las lecciones y actividades que en ella hay son solo para reforzar conocimientos, los padres que por flojera deciden no desarrollar los proyectos de investigación en realidad no están haciendo nada y sus hijos están aprendiendo muy poco, pero aquellos que profundizan en cada tema e investigan y elaboran de cada tema un proyecto de investigación en realidad están desarrollando habilidades autodidactas en la vida de sus hijos.

Read 302 times
Hilda Magaña

Hilda Magaña es licenciada en sistemas de computación administrativa, directora académica y creadora de educazion.net y prepaenlinea.mx

Acerca de educazion.net

Somos una institución educativa en línea con preescolar, primaria, secundaria y bachillerato con acreditación internacional para estudiantes de México y América Latina. 

© 2019 educazion.net

Buscar